Información Vetersalud

Ronroneos y ladridos
Blog para Propietarios responsables

Con Nuestra Mascota por la Calle

(27/08/2017)

Urbanidad teniendo perro

Con nuestra mascota en la calle

paseo perro

El otro día andaba de compras por un conocido hipermercado de productos para el bricolaje casero cuando me sorprendí al ver dentro a una familia acompañada de su perro.

–¡Hombre! ­–no pude evitar pensar – ¡si dejan entrar perros!

Curioso, ¿no?, además igual que a mi (por un lado propietario de mascotas y por otro lado veterinario de animales de compañía) observe como llamaba la atención de todo con quien se cruzaba. Yo no sabía si el resto de la gente que estaba allí tenían mascota o no, lo que si sé es que todos ponían primero cara de sorpresa y luego cara de felicidad.

–¡Que bueno! –le dije a mi mujer –dejan entrar perros

Me sorprendió gratamente, empecé a pensar lo típico en estos casos, que si es normal, que por fin estamos avanzando en la convivencia con las mascotas, que si nos parecemos cada vez más a los europeos en este aspecto… esa familia me pareció ejemplar y por qué no pionera en la incorporación de nuestras mascotas a nuestra rutina diaria.

Por desgracia la alegría me duró poco, absorto como estaba en mis pensamientos les fui siguiendo casi de manera inconsciente y cual no fue mi sorpresa cuando en uno de los pasillos el perro tuvo a bien orinarse. Podéis imaginar que todos los que estábamos allí lo vimos porque ya he comentado que la estampa llamaba la atención y todo el mundo se giraba para ver al perro, pues bien, parece que todos no lo vimos o mejor dicho no todos lo quisimos ver, una vez aliviado el pobre perro, que seguramente llevaba un buen rato dentro del hipermercado, la familia se paró sin saber que hacer, la gente seguía mirando quizá con más disimulo como para no hacerles sentir mal por la acción del perro y mostrándoles cierta comprensión, pues bien, la familia decidió entonces que ellos no lo habían visto, que no era problema suyo y sin decir nada a nadie ni avisar a algún responsable de la tienda siguió andando por los pasillos como si nada hubiera pasado dejando el pis bien esparcido por el pasillo.

El momento de magia se rompió por completo, ese buen rollo personas-mascota-hipermercado se fue al garete de inmediato, eso si, nadie dijo nada a la familia, simplemente ese gesto de alegría que tenían antes se truncó en enfado y se oyeron los comentarios de “si es que no puede ser”, “los perros en la calle, coño”, “que necesidad tienen de meter al perro aquí”, etc… Ni que decir tiene que la cara de los trabajadores del hipermercado al recoger la orina era de todo menos de alegría.

Voy a obviar la situación que se produjo cuando algunas personas seguramente propietarios de mascotas (incluidos nosotros) increpamos a la familia por su actuación recordándoles que esas acciones nos limitan el objetivo de convivir civilizadamente personas y mascotas. La respuesta y discusión posterior daría lugar a otro artículo sobre la sociología del incivilizado…

Vamos a ser educados y comprensivos, a nosotros nos encantan las mascotas y luchamos por convivir cada vez más con ellas, pero también debemos respetar a quienes no les gustan y también tienen que convivir con ellas, si somos prudentes y respetamos las reglas poco a poco seguro que ganamos hueco en la sociedad, de hecho ya lo estamos haciendo, lo aquí expuesto es cada vez menos frecuente pero todavía existe y somos nosotros, los que buscamos este objetivo, los primeros que debemos alzarnos en evitarlo.

 

 Nosotros propietarios de mascotas queremos hacer vida cotidiana con ellas, queremos disfrutar con ellas nuestro día a día, irnos juntos de vacaciones, compartir un momento agradable en una terraza, bañarnos con ellas en la playa… y un sin fin de acciones más que otras personas que no tienen mascotas quizá no entiendan.

Es verdad que cada vez está más logrado este objetivo, son muchos los sitios donde son bien aceptadas, pero todavía se ve como algo curioso, incluso no puedo evitar sentir a veces que nos dejan un ghetto para estar juntos aunque separados del resto del mundo: pipi-can, playas caninas,

 

 


Contacta Vetersalud

Categorías: Exóticos, Gatos, General, Perros, Siempre Juntos, Vetersalud Acoge, | Etiquetas: paseo, deposiciones, urbanismo, convivencia,

Comentarios

No hay comentarios

Nombre/Alias: Comentario: Por sensibilidad, los comentarios del blog están moderados y serán revisados antes de publicarse.

Buscar

RSS Blogs Vetersalud:

RSS propietarios RSS Ronroneos y ladridos RSS veterinarios RSS Bisturí del gerente veterinario
 

Volver arriba