Cuida tu mascota

Cuida tu mascota

Enfermedades

El Picor en los perros

(14/08/2013)

¿Por qué le pica a mi perro?

El prurito o picor es una sensación cutánea desagradable que provoca un deseo incontrolado de rascarse, lamerse, morderse o frotarse la piel. 

¿Qué síntomas puedo ver en mi perro?

La sintomatología variará en función de la intensidad de la sensación pruriginosa (intensidad del picor). Por lo general se suele manifestar con:

  • Rascado hasta el punto de llegar a ser molesto para el que está al lado.
  • Lamido continuo, sobre todo de las manos.
  • Mordisqueo, muy típico en la zona lumbar.
  • Frotamiento contra objetos, muebles y puertas.
  • Sacudida de la cabeza cuando estén afectados los oídos.

Todas estos síntomas pueden acabar produciendo lesiones como alopecia, erosiones, úlceras, descamación, engrosamiento de la piel, hiperpigmentación (piel ennegrecida), etc.

 

¿Cuáles pueden ser las causas del prurito?

Hipersensibilidad (Alergia): Incluyen principalmente la dermatitis alérgica a la picadura de pulga, alergia alimentaria, y dermatitis atópica(alergia ambiental), pudiéndose manifestar de forma conjunta.

  • Dermatitis alérgica a la picadura de pulga: Es la alergia más frecuente en el perro. Se caracteriza por causar picor fundamentalmente en la región pélvica, dorsal y abdomen. Tratamos de localizar pulgas o excrementos de éstas (puntitos negros). No necesariamente el animal tiene que estar infestado de pulgas, ya que con que tenga una, al picar y dejar su saliva, puede desencadenar todo el proceso. Es por ello por lo que hacemos mucho hincapié en la importancia de llevar un control de pulgas, y más aún, en animales con hipersensibilidad cutánea. Este control ha de realizarse protegiendo al animal con antiparasitario externo frente a pulgas..
  • Alergia alimentaria: Es la tercera hipersensibilidad diagnosticada en frecuencia (25%). Se produce un cuadro de picor en cualquier época del año, con lesiones asociadas al rascado, que pueden afectar a la cara, orejas, perineo, manos y patas. La otitis externa es frecuente y puede ser el único síntoma presente. También en algunos casos, aunque no muy común, puede aparecer signos gastrointestinales. Es una alergia en la que es fundamental dar una dieta especialmente formulada para el control de la alergia alimentaria.
  • Dermatitis atópica: La atopia es una predisposición genética a desarrollar hipersensibilidad a alérgenos ambientales. En muchos casos se observa prurito dorso-lumbar, otitis externa, conjuntivitis y queilitis (lesiones en la comisura de los labios). Las zonas más afectadas suelen ser cara, patas, orejas, axilas y vientre. Una raza que está muy de moda en la actualidad y que vemos con frecuencia en consulta con esta patología es el bulldog francés. Es muy importante concienciar a los propietarios de que se trata de un problema crónico, y que tiene que tener mucha paciencia, ya que su perro precisará de tratamiento de por vida.

Infecciones: Incluyen infecciones bacterianas (piodermas) y fúngicas( malasseziasis). En general, ambas, está asociadas a otras condiciones dermatológicas o sistémicas, siendo raro que se presenten como causa primaria del problema.

  • Infección bacteriana (pioderma): La mayoría son causadas por una bacteria llamada Staphylococus intermedius, que suele vivir en “paz” en la piel de nuestro perro, pero que un día decide declarar la “guerra” sobre todo cuando se produce una bajada de defensas, produciendo irritación e inflamación en la piel, lo que conlleva al dichoso prurito. Las causas de este “ataque” son muy variadas, como son atopia, picaduras de parásitos externos, problemas hormonales, traumatismos, etc. Las lesiones se presentan en la piel en forma de heridas purulentas, que hacen que nuestro perro no deje de rascarse. Se manifiestan con más frecuencia en verano, siendo necesario rasurar la zona y desinfectarla muy bien. Además muchos animales necesitan terapia antibiótica para controlar la infección de la piel.
  • Malasseziasis: Este nombre tan extraño hace referencia a una levadura que bajo determinadas circunstancias puede proliferar y producir infección. Aparecen lesiones seborreicas (caspa), picores, inflamación en la piel, mal olor y pérdida de pelo. Se distribuyen en las zonas corporales de mayor humedad y fricción, como entre los dedos, axilas, zona ventral del cuello, pliegues de la piel (cuidado los sharpeis). También es una levadura muy frecuente de encontrar en los oídos, produciendo otitis.. Mucho cuidado con los perros que viven cerca del mar, ya que la humedad del clima hace que estén más predispuestos. Muchas de la otitis diagnosticadas en la raza Cocker son producidas por Malasezzia.
  • Sarna: Es una enfermedad cutánea que origina prurito en el perro y en el gato y en este caso el agente causante del mismo son los ácaros. 
  • Sarna sarcóptica: Está producida por un ácaro microscópico que habita en la piel de los animales excavando túneles superficiales. El parásito tiene preferencia por la piel con poco pelo. Es altamente contagioso tanto en otros animales como al hombre. Los síntomas que produce son descamación grasienta con aspecto de costras, y se situa en zonas como orejas, puntos de apoyo y zonas ventrales del cuerpo. Además, pueden aparecer lesiones secundarias al rascado como complicaciones bacterianas. El diagnóstico se realiza a través de la visualización del parásito en un raspado cutáneo, aunque a veces podemos obtener falsos negativos, ya que es un ácaro difícil de encontrar. El tratamiento, para que sea efectivo, hay que administrarlo tanto al animal afectado como a todos lo que conviven con él, así como limpiar bien el entorno.
  • Sarna demodécica: En este caso está producida por una acaro de la piel llamado demodex, en condiciones normales puede formar parte de la piel sin considerarse patógeno, pero cuando bajan las defensas del animal, puede multiplicarse y hacerse patógeno, provocando prurito y alopecias en la piel. Es frecuente verlo en cachorros inmunodeprimidos. Se trata de un proceso hereditario por lo que no se recomienda cruzar a los animales afectados ya que lo transmitiran a sus descendientes.
  • Sarna otodectica (Acaro del oido): Son ácaros de gran tamaño que habitan la superficie de la piel del conducto auditivo externo, aunque pueden encontrarse en otras áreas del cuerpo, y producen prurito localizado en la cabeza, con irritación de la piel y exudado de color marrón oscuro y compacto en los oídos. Para diagnosticarlo basta con coger una muestra de ese exudado y mirar al microscopio, observando los “bichitos” moverse. Se pueden tratar con acaricidas, como pipetas, acompañados de unas gotas para los oídos. Es muy importante limpiar bien éstos y extraer todo el cerumen.

Otras causas de prurito: Otras patologías que aunque no producen prurito directamente, en determinadas circunstancias pueden formar parte de un cuadro pruriginoso, como alteraciones hormonales, leishmaniasis, procesos inmunomediados, neoplasias y problemas de comportamiento.

 

Prurito en los perros

 

Escrito por: Veterinario Miguel Angel García Fernández. Hospital de día Vetersalud Tarso - Roquetas de Mar (Almería)


Contacta Vetersalud
 

Vetersalud te ofrece la información veterinaria más completa y moderna para que estes siempre informado del cuidado de tu mascota y animal de compañia.

Seleccione especie animal

  • Informacion sobre Perros
  • Informacion sobre Gatos
  • Informacion sobre Exóticos
  • Informacion sobre Otras

Buscar

Seleccione sección veterinaria informativa

 

RSS Vetersalud:

RSS perros RSS perros RSS gatos RSS gatos RSS exoticos RSS Exóticos RSS vetersalud RSS General
 

Volver arriba
 

Información veterinaria orientativa. Por favor consulte a su Veterinario Vetersalud mas cercano.