Cuida tu mascota

Cuida tu mascota

Enfermedades

Prevención ante el ácaro rojo en otoño

(06/10/2015)

prevención ácaro rojo

 

Llega el otoño y el peligro del ácaro rojo vuelve a estar presente para tu perro sobre todo si te gusta pasear con él por el campo.

Estos ácaros producen una tremenda reacción en la piel con sus picaduras, debido al líquido que inyectan al picar, que es una mezcla de su saliva y sus jugos digestivos que es muy irritante y provoca intenso picor.

La mayoría de las especies de estos ácaros son parásitas de la superficie de la piel, aunque algunas se han adaptado a diferentes lugares como fosas nasales de murciélagos y roedores o incluso a los pulmones de iguanas marinas y serpientes.

   Características del ácaro rojo

Las reacciones dérmicas son producidas por las larvas de estos ácaros que tienen un tamaño de unos 0,2 mm, con tres pares de patas y con el cuerpo parcialmente cubierto de pelillos, y su característico color rojo bermellón, que les da nombre. Además tienen unos dientes similares a una daga. El ácaro rojo habita en el suelo y subsuelo y las larvas suelen estar en las hierbas y pequeños arbustos aguardando agrupadas el paso de una persona o perro. Esta actividad aumenta con el tiempo cálido y soleado, precisamente cuando más se pasea por bosques y zonas con vegetación abundante en otoño.

En los animales suelen picar entre los dedos o en axilas, ingles, orejas, párpados y comisuras de los ojos. En las personas en las flexuras de la rodilla y codos, ingles, axilas, genitales y cintura, entre otras zonas.  Sin embargo, suele desprenderse con facilidad con el rascado dificultándose así el diagnóstico, ya que no se encuentra ningún parásito en las lesiones.

En nuestro perro notaremos que al principio tiene una elevación rojiza, diminuta, acompañado de un intenso picor doloroso. Después  se va agrandando alcanzando hasta 2 cm y se puede caer el pelo en la zona de la picadura y puede verse sangrado. El rascado aumenta la importancia de la lesión, que acaba convirtiéndose entonces en una pústula.

Si el perro o la persona es alérgico a a las sustancias que inocula el ácaro, se produce una reacción generalizada. También se han dado casos de infestaciones tan abundantes en perros de pequeño tamaño que se han producido alteraciones nerviosas, como parálisis de extremidades.

   Prevención

La única manera eficaz es evitar las zonas donde se localiza y preguntar sobre su presencia a los habitantes de la zona donde vayamos a ir a pasear o a buscar setas. Si no se sabe con seguridad, lo mejor para no recibir picaduras es calzar botas de goma con el pantalón por dentro y vestir colores claros, no sentarse en el suelo del bosque y mantener vigilados a los niños. Y para nuestro amigo peludo no existe ningún repelente así que es preferible evitar el paseo por estas zonas boscosas hasta que lleguen las primeras nieves, que obligan al ácaro a enterrarse hasta el próximo otoño.


Contacta Vetersalud
 

Vetersalud te ofrece la información veterinaria más completa y moderna para que estes siempre informado del cuidado de tu mascota y animal de compañia.

Seleccione especie animal

  • Informacion sobre Perros
  • Informacion sobre Gatos
  • Informacion sobre Exóticos
  • Informacion sobre Otras

Buscar

Seleccione sección veterinaria informativa

 

RSS Vetersalud:

RSS perros RSS perros RSS gatos RSS gatos RSS exoticos RSS Exóticos RSS vetersalud RSS General
 

Volver arriba
 

Información veterinaria orientativa. Por favor consulte a su Veterinario Vetersalud mas cercano.